1 de mayo de 2011

// // 2 comments

El contrato de seguro para teléfonos móviles. Un mercado sin explorar.

El imparable avance de la tecnología ha supuesto en los últimos años de este recién nacido siglo XXI la aparición, implantación y aceptación en el mercado de la telefonía móvil de aparatos de gama alta o teléfonos inteligentes. Los smartphone - en inglés -, es una terminología usada en el ámbito puramente comercial para denominar a los teléfonos móviles de última generación, siendo el paradigma de todos ellos el reconocido Iphone de Apple y la BlackBerry; sin menospreciar otros modelos que le siguen a la zaga: Samsung Galaxy S, HTC Desire HD, Nokia N8, entre otros.

La posesión o el uso de estos “pequeños ordenadores” se ha convertido en un elemento más que condiciona nuestra vida diaria – sobre todo en el ámbito laboral y empresarial -, y por ende, en un instrumento tremendamente necesario que nos coadyuva en nuestros quehaceres cotidianos. La esclavitud a la que nos vemos sometidos en el uso de estos aparatos viene motivada – entre otras razones -, por su inevitable conectividad. Smartphone, Internet y Redes Sociales se convierten en tres conceptos íntimamente ligados.

Evidentemente, el aumento de la capacidad tecnológica de estos teléfonos inteligentes y la apremiante dependencia consiguen aumenta el valor objetivo y subjetivo de aquéllos – piénsese que, al margen de las ofertas contractuales de los diferentes operadores de telefonía móvil, el precio de un smartphone libre ronda los 300 euros, pudiendo doblar esta cantidad si tratamos con uno de los denominados de gama alta. Por este motivo, no resulta nada extraño que intentemos minimizar la posibilidad de un eventual riesgo por accidente, pérdida o robo de nuestros teléfonos móviles y, en caso contrario, al menos, intentemos minimizar los daños causados.

La propia naturaleza del contrato del seguro va estrechamente unida al concepto de riesgo, de suerte que sin la existencia de este último el primero quedaría completamente desnaturalizado. El connatural elemento de movilidad que caracteriza a los teléfonos inteligentes sugiere el auspicio de determinados riesgos asociados a un uso normal o cotidiano de los mismos. Así no resulta infrecuente que la utilización de los teléfonos móviles vaya unida a potenciales daños ocasionados por una caída accidental o a la posibilidad de pérdida o robo que ocasionaría la pérdida de los contactos de la agenda, de las fotos de familiares y amigos, de los mensajes o, incluso, de un uso fraudulento del teléfono…

En este sentido, a mi juicio, una buena forma de aliviar estos daños – sobre todo en el caso de ser poseedores de un smartphone -, sería la contratación de un seguro. Sin embargo, en España los usuarios de telefonía móvil son muy reticentes a la hora de contratar un seguro para su teléfono móvil - Un 95,3% de los usuarios de telefonía móvil en España no cuentan con un seguro para su móvil. Esta carencia de interés se debe fundamentalmente a dos razones: alto coste de las cuotas y escasas ofertas comerciales.

Vamos a aprovechar este artículo para realizar un breve estudio sobre los aspectos legales de estos contratos de seguros, analizando las diferentes coberturas que ofrecen y las cuotas a abonar, intentando evaluar cuándo es aconsejable contratar este tipo de seguros. Contratación que irá vinculada necesariamente al creciente peligro que supone la pérdida o robo de estos teléfonos inteligentes o smartphone, que habitualmente almacena datos confidenciales de los usuarios.

Sin embargo, antes de abordar el inicio del estudio de los contratos de seguros para móviles, estamos obligados a realizar alguna que otra observación. En primer lugar, como paso previo a la hora de sopesar la contratación de este tipo de seguros, conviene leer determinadamente las condiciones generales del contrato, con la finalidad de evitar una duplicidad de las garantías mínimas legales que protegen a todos los consumidores. En este sentido, como hemos tenido ocasión de tratar en diversos artículos, el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias fija un plazo de dos años, desde la fecha de compra, para que los usuarios reclamen cualquier defecto de fabricación. En este tiempo, cuentan con un mínimo asegurado, si bien solo cubre aspectos muy localizados, ya que el desgaste por uso, propio de todo dispositivo, o un manejo inadecuado, están fuera de la cobertura estandarizada – vid artículos 123 y ss. del RDL.

En segundo lugar, todas las tiendas y grandes superficies proponen a los usuarios la celebración de determinados contratos de ampliación de garantía a un precio adicional – v.gr. AppleCare incluye incluyen un año de garantía limitada y hasta 90 días de asistencia técnica telefónica gratuita. Para ampliar la cobertura, es necesario contratar el AppleCare Protection Plan que amplía esta cobertura de asistencia técnica y reparaciones a dos años a partir de la fecha de compra del teléfono.

Resulta llamativo el uso de la expresión “Garantía Limitada” pues la misma tiende a crear confusión en el usuario. Como acertadamente nos explica la empresa Lexnovo:

“Esta garantía es la única garantía del cliente y sustituye todas las demás garantías o condiciones, expresas o implícitas, incluyendo, pero sin limitarse a, las garantías o condiciones implícitas de comercialización e idoneidad para un fin determinado. Algunos estados o jurisdicciones no permiten la exclusión de las garantías expresas o implícitas, por lo que es posible que la exclusión anterior no le sea aplicable. En tal caso, dichas garantías sólo se aplicarán hasta el punto requerido por la legislación y están limitadas en duración al período de garantía. No se aplicará ninguna garantía después del mencionado período. algunos estados o jurisdicciones no permiten limitaciones sobre la duración de una garantía implícita, por lo que es posible que la exclusión anterior no le sea aplicable.”

En cualquier caso, conviene leer detenidamente la letra pequeña sobre las condiciones en las que se presta el servicio, ya que podría darse el caso de que muchas de las acciones que el usuario pensaba que estaban cubiertas en las condiciones generales, queden luego limitadas por las cláusulas del contrato.

En tercer lugar, como hemos señalados más arriba, el creciente aumento de los delitos de robos de teléfonos inteligentes y el consiguiente peligro de pérdida de nuestros datos confidenciales, parecen que hacen aconsejar la contratación de un seguro que cubra los daños ocasionados por pérdida y robo. Para ello, mi consejo es realizar la debida ponderación entre la cuota a pagar y el coste del aparato. Analicemos a continuación la oferta de los diferentes operadores:

1. Movistar.- Esta operadora oferta un producto denominadoa SALVO” diseñado para proteger a sus clientes frente a los riesgos principales que afectan a sus teléfonos móviles por la empresa Altaïr Assurances S.A.`La cobertura es la siguiente:

  • Sustracción (robo, atraco, hurto) a SALVO abona el importe del teléfono sustraído.
  • Llamadas fraudulentas (realizadas por terceros tras la sustracción) a SALVO abona el importe de las llamadas.
  • Daños accidentales (caída, daños por agua, etc… a SALVO abona el importe de la reparación.
  1. Vodafone.- Esta operadora oferta un seguro, pudiendo usar el móvil y protegerlo contra robo, daños materiales e incluso uso fraudulento desde 3,65 euros mensuales. El producto incluye las siguientes coberturas:
    • Cobertura de Robo y Expoliación para móviles con Vodafone.
    • Se contará con la reposición del móvil asegurado por uno de la misma gama o similar, incluso superior al asegurado en caso de que no se hayen similares en Stock.
    • Se determina una franquicia de 20 euros por reposición del Equipo Asegurado.
    • El número máximo de reposiciones durante la vigencia de la póliza de este seguro es de 1. Totalmente excluyente el hurto y robo en el interior de vehículos.

La Cobertura de Daños Materiales:

  • Los daños materiales no cubiertos por la garantía del móvil asegurado.
  • Determinación de perdida total debido a un daño irreparable que haya sufrido el móvil, esto se determina cuando el costo de reparación supera al costo de un móvil nuevo con Vodafone con un máximo de 1 reposición. En el caso contrario, no se supere el valor de cesión (daño reparable), no existirá limitación de número de reparaciones.
  • Se establece una Franquicia de 12€ por siniestro.
  • Cobertura de Uso Fraudulento para móviles con Vodafone:
  • Se reembolsará el importe del consumo de teléfono que no haya autorizado el cliente, siempre que no supere 1500 euros por contrato y 15 en créditos con tarjeta telefónica.

En cuanto al precio de los seguros para móviles de Vodafone:

Tipo de móvil                        PVP/Mes


Gama baja                                 3,65 €

Gama media                               4,71 €

Gama alta                                   7,48 €

3. Orange.- El Orange Care – Seguro Móvil es un servicio dirigido a clientes de contrato, tanto a nuevos clientes como a clientes de Orange que acudan a un punto de venta a efectuar su renove. Existen cuatro modalidades, que varían básicamente en función del valor del terminal y las coberturas que ofrecen:

  • Seguro Móvil ESENCIAL: asegura tu línea por una cuota mensual de 3 € y tendrás protegido tu móvil de gama baja contra el robo, la rotura accidental y contra el tráfico fraudulento hasta 1.000 €. Reposición de un móvil de gama Esencial.
  • Seguro Móvil ÓPTIMO: asegura tu línea por una cuota mensual de 4,5 € y tendrás protegido tu móvil de gama media contra el robo y la rotura accidental y contra el tráfico fraudulento hasta 2.000 €. Reposición de un móvil de gama Óptima.
  • Seguro Móvil PLUS: asegura tu línea con cobertura total por una cuota mensual de 7,5 € y tendrás protegido tu móvil de gama alta contra el robo, la rotura accidental, la oxidación accidental, accesorios hasta 30 € y contra el tráfico fraudulento hasta 3.000 €. Reposición de un móvil de gama Plus.
  • Seguro Móvil TOTAL: asegura tu línea con cobertura total por una cuota mensual de 9,9 € y tendrás protegido tu móvil de gama muy alta contra el robo, la rotura accidental, la oxidación accidental, accesorios hasta 45 € y contra el tráfico fraudulento hasta 4.000 €. Reposición de un móvil de gama Total. Posibilidad de elección y contratación en el momento del siniestro del servicio de Express Swap (sustitución definitiva del terminal en 24 - 48 horas).

4. La tienda de Phone House oferta protección a través de la aseguradora New Technology Insurance y del seguro LIFELINE, con el cual, el móvil queda protegido frente a futuros incidentes. La cobertura abarca cualquier daño accidental dentro o fuera de la garantía, robo y llamadas no autorizadas. La cuota mensual abarca desde los 6 euros hasta los 39,5 euros/trimestre.

    • Para ampliar la información sobre el tema de los seguros para teléfonos móviles podéis visitar el Blog Seguros y Seguros.

Artículos relacionados:

Continuar Leyendo