17 de mayo de 2011

// // Dejar un Comentario

La regulación de las visitas de un niño que aún no ha nacido por un Juez de San Sebastián

regimen de visitas Un Juzgado de Primera Instancia de San Sebastián ha aceptado el convenio de divorcio de un matrimonio que, entre otros aspectos, regula el régimen de visitas del hijo no nacido de la pareja, que se halla en el quinto mes de gestación, han informado fuentes jurídicas. En su resolución, el Juzgado asume las tesis de la Fiscalía de Guipúzcoa que previamente validó el convenio de regulación del divorcio pactado entre ambos cónyuges, siempre que su eficacia quedara "suspendida" hasta el nacimiento del pequeño.

Esta decisión es pionera porque la normativa vigente mantiene que el niño no adquiere personalidad jurídica hasta el alumbramiento y por lo tanto no es sujeto de derecho, con lo que no es posible establecer resolución judicial alguna sobre él.

Ahora bien, no cabe olvidar que la reciente aprobación del Proyecto de Ley de Registro Civil inicia una reforma de cierta profundidad en la estructura y en el funcionamiento del registro civil, en un intento de acercarlo a las nuevas tecnologías y, entre otras cuestiones – Registro Civil público y electrónico, determinación orden de los apellidos, etc…-, modifica el artículo 30 del Código Civil, a fin de que se pueda proceder a la inscripción del recién nacido sin necesidad de que tenga que haber transcurrido el plazo de 24 horas hasta ahora vigente.

El todavía vigente artículo 30 del CC, en relación al artículo 29 que señala que el nacimiento determina la personalidad y establece los requisitos respecto del nacido para que tal efecto se produzca. Así el referido precepto señala que: “Para los efectos civiles, sólo se reputará nacido el feto que tuviere figura humana y viviere veinticuatro horas enteramente desprendido del seno materno.” Esta redacción procede del texto original del Código Civil de 1889 y es heredera de una tradición histórica incompatible con la Convención de los Derechos del Niño de 1989, que reconoce derecho del niño a un nombre y a adquirir una nacionalidad desde el preciso instante del nacimiento. De esta forma, a partir de la entrada en vigor de esta reforma, ambos requisitos desaparecen y la personalidad se adquirirá desde el mismo momento del nacimiento con vida y enteramente desprendido del seno materno.

Volviendo al tema en cuestión, en su escrito de aceptación, el Ministerio Público recordaba que, según los artículos 29 y 30 del Código Civil, el niño no nacido "no tiene la consideración de persona" hasta el alumbramiento y "llevar 24 horas desprendido del seno materno". Por este motivo, en términos "estrictamente" legales "no existe hijo que sea objeto del procedimiento", y ni siquiera "de la competencia" de la Fiscalía.

A pesar de ello, el Ministerio Público recuerda en su documento que el mismo Código Civil "dispone que el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que resulten favorables, siempre que termine verificando su nacimiento". Por este motivo, la Fiscalía considera que, en virtud del principio de "economía procesal", resulta "indudablemente" beneficioso para el no nacido y sus progenitores la aprobación del convenio sin obligarles a un doble procedimiento judicial que regule primero el divorcio, y, tras el nacimiento, el  régimen de visitas del pequeño. "En consecuencia, se debe entender por válida la regulación del convenio pactado entre los cónyuges, siempre que su eficacia quede suspendida hasta que se den las circunstancias legales señaladas", concluye el escrito.

Fuente: 20 minutos

Continuar Leyendo