3 de febrero de 2014

// // Dejar un Comentario

Doctrina jurisprudencial.- La consideración o no del carácter de coarrendatario del cónyuge que no suscribe un contrato de arrendamiento para uso de vivienda

Este mes de febrero nos centraremos en la exposición de varios temas relacionados con el Derecho Arrendaticio. Este primer artículo de esta serie lo vamos a dedicar a exponer la resolución que ha dado nuestro alto tribunal sobre la discrepancia doctrinal y jurisprudencial existente respecto a la situación jurídica del cónyuge que, casado, formalizaba un contrato de arrendamiento para uso de vivienda, cuando el otro esposo no lo suscribía.

El objeto de este debate doctrinal es la consideración o no del carácter de coarrendatario del cónyuge que no suscribe un contrato de arrendamiento para uso de vivienda. Sobre esta cuestión ya se ha pronunciado nuestro alto tribunal formulando doctrina jurisprudencial plasmada en las STS de 3 de abril de 2009, 10 de marzo de 2010, 24 de marzo de 2011 y de 22 de abril de 2013 consistente en declarar que:

“… el contrato de arrendamiento, suscrito por uno de los cónyuges constante matrimonio, no forma parte de los bienes gananciales y se rige por lo dispuesto en la Ley de Arrendamientos Urbanos en lo relativo a la subrogación por causa del cónyuge titular del arrendamiento…”

Señala la STS de 22 de octubre de 2013 que el fundamento esencial o la razón de ser de esta doctrina, se encuentra en:

…”la naturaleza del contrato de arrendamiento, generador de derechos personales y celebrado entre dos partes, que adquieren la condición de arrendador y arrendatario y, los derechos y obligaciones creados, afectan solo a las mismas y sus herederos.  
Si el contrato de arrendamiento para uso de vivienda se celebrara por un cónyuge constante el matrimonio, ello no supondrá que las situaciones contractuales de cada uno formaran parte de la sociedad de gananciales, porque son derechos personales, cuya conclusión es compatible con el régimen de subrogación impuesto por el artículo 58 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964 y del vigente artículo 16 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 24 de noviembre de 1994, de manera que cabe la sustitución de una de las partes del contrato por el óbito del titular, en aplicación de la normativa específica reguladora del arrendamiento."
Continuar Leyendo

// // Dejar un Comentario

Nueva Guía de Hipotecas 2014


Pau A. Montserrat, de FuturFinances, ha publicado un excelente artículo, cuya lectura recomiendo, en dónde analiza la viabilidad o no de la dación en pago en el mercado hipotecario, que lleva por título "Cuando la deuda hipotecaria supera el valor de la casa", incluyendo un estudio bastante exhaustivo sobre el panorama actual de las hipotecas burbuja. 

Además, facilita de forma gratuita la guía hipotecaria 2014 dirigida por él mismo y editada por iAhorro, con el objetivo de contar con la información mínima antes de plantearse solicitar financiación para la compra de una vivienda.

Continuar Leyendo